viernes, 18 de agosto de 2017

Ronroneos

Abro la puerta y me está esperando. Sus maullidos me reciben. Busca mis piernas y se frota contra ellas. Me sigue a cada paso. Hasta en el baño. Ya me he acostumbado a hacer mis necesidades con él rondando de acá para allá. Roza su naricita contra mis piernas. Es adorable. Cuando estoy en otro lugar, seme hace extraño no ver a esa bolita naranja corriendo delante de mi. O tumbado en sus lugares preferidos. Mientras escribo, lame mi antebrazo. Siento su calor y su respiración.

Una vez superado el miedo y la desconfianza, su cariño es inmenso. Ronroneos. Pequeños ruiditos de satisfacción. Lametones.

Es un pequeño ángel de cuatro patas que ya lleva dos años a mi lado.

Gracias por tu cariño gatito bonito.




jueves, 17 de agosto de 2017

Me duele Barcelona

Todo mi cariño para vosotros


Rodamientos sellados

Burbuja.

Pines o pinchos para que las zapatillas se agarren bien a los pedales. Aluminio mecanizado. O fibra. Rodamientos sellados. Anodizados de vistosos colores. Bielas con eje de pedalier hueco.

Cosas bonitas y que me gustan para, de nuevo, como antaño obviar lo que ni tiene importancia pero me irrita.

Y música. Siempre.


lunes, 14 de agosto de 2017

UP!

Tu ya sabes que no es tan difícil tumbarme, 
Pero una vez en suelo más bajo no puedo caer. 
Van pasando los años y me hago más fuerte. 
Y yo te juro que un día me levantare.

Amaral / Lo quiero oír de tu boca


Contacto

Imaginé contacto, piel con piel. Mano con mano, palma con palma. Un gesto delicado, cálido y cariñoso.

Idas, venidas, transbordos, trabajo. Recuerdos. Palabras. Palabras escritas. Universo de recuerdos y palabras en 2d.

Pero la calma habita en mí. Mi refugio, los mimos de Marco, agua fría, lectura, comida ...

Recuerdos. Este lugar es una enorme caja de recuerdos. De casi tres años. Una especie de diario interactivo. Es parte de mi vida.

Buenas noches y buena suerte.

viernes, 11 de agosto de 2017

Aventure of a lifetime


Turn your magic on, to me she'd say
Everything you want's a dream away
We are legends, every day
That's what she told him

I feel my heart beating
I feel my heart beneath my skin
I feel my heart beating
Oh, you make me feel
Like I'm alive again
Alive again
Oh, you make me feel
Like I'm alive again

Said I can't go on, not in this way
I'm a dream, I die by light of day
Gonna hold up half the sky and say
Only I own me

I feel my heart beating
I feel my heart beneath my skin
Oh, I can feel my heart beating
'Cause you make me feel
Like I'm alive again
Alive again
Oh, you make me feel
Like I'm alive again

Turn your magic on, to me she'd say
Everything you want's a dream away
Under this pressure, under this weight
We are diamonds taking shape
We are diamonds taking shape
(Woo hoo, woo hoo)

If we've only got this life
This adventure oh then I
If we've only got this life
You'll get me through, oh
If we've only got this life
And this adventure, oh then I
Wanna share it with you
With you, with you
Sing it, oh, say yeah!

Coldplay / Aventure of a lifetime

jueves, 10 de agosto de 2017

Positivo

Centrarse en lo positivo e ignorar lo negativo. Las personas, igual. Centrarse en aquellas que no te saturan y que son amables, agradables, y educadas. Vienen, van, saludas, saludan, preguntan, preguntas. Y, a veces, conversaciones increíblemente profundas. Personas que se preocupan de personas.

(Siento que escribo de forma transparente, cristalina. Ahora no siento el pudor del mes pasado, ni recuerdo otras veces en que mis palabras han sido largamente malinterpretadas.)

Los días fluyen, hoy hace fresquito, he dormido muchas horas (aunque podrí

a dormir algunas más) y he comido mi propia comida (nada muy elaborado: verduras y salchichas).

Hace casi 3 años que no escribo el diario, pero éste lugar se ha convertido en una especie de diario, medio en clave, a la vista de unos pocos.

Seguir adelante.

Siempre.


(Eso es una bieleta de la suspensión trasera de una bici y precisamente se llama pathlink)

(Y eso una Orbea Carpe, urbana, 1x9, discos, y un color muy chulo)


Blogs

Releo viejos blogs guardados en la tripas de mi ordenador. Blogs que en su mayoría no existen. Blogs de la época pre-redes sociales y pre smartphones (cuando empecé a escribir blogs allá por 2004 mi móvil era un fantástico Nokia 3410, con carcasas intercambiables y logos).

Blogs. Personas. Interacción. Cientos de comentarios, quizás miles. Correos electrónicos.

La inmediatez y el "escaparate" de las redes sociales quizás le haya quitado parte de importancia a los blogs, es infinitamente más rápido publicar un tweet o una foto o lo que sea en nuestra red favorita. Y recibir respuestas inmediatamente. Ay, esa inmediatez que me puede. Aunque en muchos casos se limite a un "me gusta". Un corazón rojo. Acumular seguidores. Lo verdaderamente importante, al menos para mi, es mas etéreo e intangible.

Gracias a los que me siguen leyendo años después. Gracias a los que me dan su apoyo y su cariño.

GRACIAS! BUENAS NOCHES!

domingo, 6 de agosto de 2017

La realidad siempre supera a la ficción

Reflexiones sobre la naturaleza humana. Los humanos, capaces de lo mejor y de lo peor. Los que disfrutan molestando a los demás. Cosas pequeñas o no tan pequeñas. El cuidado. Cuidado de no toparse con uno de esos humanos realmente malos. Por azar, quizás. ¿Se puede conocer realmente a la gente? A veces peco de ingenuo y supongo que por eso soy tan introvertido.

Conversaciones a veces un poco desasosegantes pero realmente interesantes.

Las comparaciones resultan odiosas. De nuevo, por mi carácter peculiar, hay muy poca gente que no me sature.

Os deseo lo mejor.

sábado, 5 de agosto de 2017

Balas de paja

Balas de paja, peligrosos circuitos urbanos o semiurbanos y rabiosos motores y diminutos motores de dos tiempos girando a más de 10.000 RPM. Una España casi en blanco y negro.

Con la voz de Ángel Nieto descubrí los grandes premios. Fue al final de los '90. Ángel Nieto, Valentín Requena y Alberto Puig. Con ellos descubrí las carreras de motos. Alzamora, Rossi, Crivillé, Biaggi, Doohan. Las Aprilias de 125 y 250 cc. Las honda NSR de 500. Un montón de circuitos. Jerez, Assen, Le Mans, Brno ...

Pionero en el motociclismo español. Después de el vinieron otros muchos grandes pilotos pero él abrió el camino.

A Ángel Nieto le conocí en su época de comentarista y jefe de equipo. Y hace un par de días me sobrecoge su muerte. Pero me emocionan los mensajes de condolencia, los gestos de homenaje. Las victorias que le dedican los pilotos en el Gp de la República Checa.

Descanse en paz.

Calma

Justo cuando subo al autobús pienso en la calma y la prisa. Querer que llegue mañana o pasado. Querer que llegue el final del día. La prisa y la ira. Cuando todo parece pasar demasiado deprisa o demasiado despacio, cuando las cosas por hacer se acumulan y todo te me enfada.

Bajo el calor del verano, el aire cálido y asfixiante, esos sentimientos parecen lejanos e irreales. Los días fluyen. Muchas horas dormidas y calma. De nuevo siento que repito todo esto como un mantra, como una mentira repetida mil veces para lograr que sea verdad. Pero en parte es verdad. Tengo días buenos y días menos buenos y sigo siendo solitario e introvertido. Pero sigo adelante.

La tripa llena, Marco tumbado en un rincón y una película en la tele. Calma y sudor.

Buenas tardes y buena suerte.

miércoles, 2 de agosto de 2017

Centralita

Miras y sientes cómo está la pista, valoras el agarre y en función del mismo ajustas la entrega de potencia. Intentando derrapar lo menos posible. Mimar la inercia. Cuidar el motor en previsión de largas y duras etapas. Guardar fuerzas (físicas y anímicas).

Hoy de nuevo pensaba que he de soñar y escribir relatos más alegres. En el retal o imagen de hoy, un piloto sonríe debajo del casco. El nuevo mapa de inyección/encendido de su poderosa máquina consigue una entrega de potencia más suave y lineal.

Siempre soñando. Siempre sonriendo.

lunes, 31 de julio de 2017

Te conocí



Te conocí viendo pasar
trenes que nunca regresaban.
Tú esperabas a otro hombre en la estación,
parecías cansada.
No supe qué decir.
Se quedó un ángel
dormido en mi garganta.

Al fin el tiempo nos reunió
como a planetas que orbitan.
Coleccionabas soles, me dijiste,
te enseñé mis heridas.
Tú te soltaste el pelo
y amarraste las horas con tu cinta.

Y ahora te miro
tras tantos años.
Creo que aún te debo
muchas canciones,
regar las flores de tu regazo.

El tiempo y sus mareas fueron
meciéndonos con sus latidos.
El fiero canto de un guerrero cisne
anunciaba un nuevo siglo.
Cayeron hombres, levantaron muros
y aún seguías conmigo.

Ahora te escribo esta canción.
Madrid agita sus estambres.
No puedo dar con el último verso
y mi puerta se abre.
Anda, ven a la cama,
me susurras, ¿No ves que se hace tarde?

Y ahora te miro
tras tantos años.
Creo que aún te debo
muchas canciones,
regar las flores de tu regazo.

Ismael Serrano - Te conocí




COLLATERAL DAMAGE

Toda acción puede implicar daños colaterales. Hay muchas cosas que no puedo cambiar, pero si cambiar la forma en que me afectan esos cambios. Éste es un ejemplo. De momento la primera toma de contacto no ha sido desagradable. Nos hemos ignorado cortésmente. Nunca hay momento perfecto para esto pero es el menos malo de los momentos posibles. Sin agobios, descansado, con muchas horas de sueño bajo la piel ...

En fin. Supongo que en unas semanas sólo será una anécdota. Aunque eso no quita que eche de menos a XC. Y a Venus.




sábado, 29 de julio de 2017

Recuerdo

Hoy soñé contigo. Ya no recuerdo si he soñado alguna vez más contigo. Supongo que si, pero debe hacer mucho tiempo. Volvías y nos saludábamos. Como antes. Hoy te recordé más que de costumbre. Recorriendo lugares agradables aunque calurosos me acordaba de ti. De los momentos que compartimos. Ahora al menos consigo recordarte con menos amargura, con serenidad.

Y poder dormir. Dormir es maravilloso.

jueves, 27 de julio de 2017

Pétalos de luz



(1 - Dolor)

Si pudiera concentrarse, incluso podría ver el dolor. Una masa viscosa ascendiendo desde los dedos de su mano izquierda y también de la rodilla. Una masa viscosa y negra, gélida, que paralizaba sus músculos con su avance. Al final no podría asegurar de donde venía el dolor y todo su cuerpo aullaba en un quejido estremecedor.

Le sorprendía poder mantenerse aun sobre la moto, a cada instante temía acabar besando el suelo, pero no pasaba nada. Quizá la veterana F650 le conocía tanto que era capaz de adivinar su estado, de compartir su dolor y el cerebro electrónico que gobernaba el encendido era capaz de mantener la moto vertical sobre el asfalto y de trazar suavemente las curvas.

Intentaba concentrar la vista en la carretera y no fijarse en el hilito de sangre que se escapaba por el antebrazo izquierdo, escapando bajo el guante izquierdo, la mano prácticamente insensible por el dolor y la mente embotada también por el dolor, concentrado apenas en dar gas.

En medio de aquel mar de dolor, la certeza de estar vivo y “entero”. De haber escapado en el último instante a una muerte segura. Y le daba las gracias a su montura, que le había sacado de allí en un suspiro. Ellos tenían sus devastadores hechizos y él, su intuición y una vieja BMW. Le daba las gracias a su montura, y hablaba con ella en silencio, diciéndole que en cuanto estuviera recuperado le cambiaría el aceite y el filtro del aire, la lavaría de arriba abajo, le engrasaría la cadena, en fin, todas esas cosas que debía hacer de cuando en cuando pero siempre se le olvidaban o no tenía tiempo, pero buscaría un hueco y un poco de dinero. Quizás le regalara una cúpula más alta. Y se abrazaba a ella con fuera, como al cuerpo de una amante, cuidando de no despertar todavía más el abismo de dolor de la rodilla izquierda y suspiraba, mientras murmuraba “sólo un poco más”.

(Publicado en Mayo de 2006 en otro blog)

martes, 25 de julio de 2017

Abrazos

"Algún día tendré menos abrazos en las yemas de mis dedos que acarician el teclado y más en mis brazos, largos y cálidos, hechos para abrazar."

Estrellas

Soné con aviones y estrellas.

En mi sueño era un niño pequeño, como de cinco años y le preguntaba a mi madre como llegar a las estrellas, como tocar las estrellas. O quizás no era un niño, sino que veía la escena desde fuera, como en una película.

También soñé con aviones y al despertar casi podía sentir los mandos del avión bajo mis manos, mientras me duchaba. Aunque nunca haya tocado siguiera los mandos de un avión. Por la tarde, de vuelta a casa, pude contemplar el vuelo de una avioneta a ras de suelo. Su silueta y el potente sonido de su motor me fascinaron.

Seguir adelante, aunque venga viento de cara y agua de cara.

Siempre.

Asomarme a abismos ajenos y en parte propios, estremecerme e intentar transmitir energía. Porque las palabras no curan pero confortan. Aunque nada me gustaría más que ser capaz de hacer feliz a la gente que quiero con sólo desearlo. O al menos aliviar su sufrimiento.

Alivio. Si.

No he tomado drogas, salvo con receta. Pero si las tomara, buscaría la calma. Poder dormir. Tranquilidad. Recuperar el hilo de mis pensamientos. La ausencia de dolor.

Ayer a punto de dormir pensaba ¿los pensamientos sirven para algo? Los buenos deseos, las palabras nunca dichas aunque mil veces pensadas. Alguien me dijo que los pensamientos son a la vez insonoros y poderosos. No lo sé. Pero no puedo evitar enviar buenos deseos a gente que ni siquiera conozco.

Aprender de errores propios y ajenos. Intentar que el surrealismo (de nuevo) no me afecte. Y buscar soluciones propias, no elegantes, pero eficaces.

jueves, 20 de julio de 2017

Un lugar en el mundo

Mientras comienzo a escribir, siento algo extraño. Volver aquí me hace sentir más pequeño. Ya no soy un adolescente sino un adulto, casi un hombre maduro. Es un lugar dónde el tiempo parece haberse detenido y cada rincón está lleno de recuerdos.

A pesar de llevar varios meses durmiendo bien de nuevo, parece necesitaba una cura de sueño. Aquí el silencio es precioso. Aunque a veces llega a pesar. Pero silencio y temperatura relativamente agradable son ideales para dormir todas las horas que sean necesarias.

Viejas revistas y viejas cintas de audio.

sábado, 15 de julio de 2017

Escribir

El tiempo disponible para escribir es inversamente proporcional a las ganas de escribir. Tengo tiempo para escribir ( y para dormiiiiiir ) pero no ganas de escribir. Bueno, ya vendrán. Hay épocas de escribir y épocas de no escribir.

Sofá, marco, series, revistas y libros.

Y dormir bien es PRECIOSO.