sábado, 14 de julio de 2018

Calma

Pasan los días. En calma. Con la rutina habitual de trabajo entre semana y descanso los fines de semana. Mucho calor, nada más. Los momentos surrealistas, que apenas me afectaron, parece quedan un poco atrás. Ha sido en parte como volver a empezar. Lo primero que hice fue incluir música y poner una bici violeta de fondo de pantalla. El rosa me transmite alegría.


Recuerdo mucho el día despues de (despues de ir al psiquiatra, básicamente). Me sentía bien, calmado, razonablemente feliz y con ganas de seguir adelante. Y encontré un mensaje en una pared: No te rindas, eres increíble, no lo olvides. Y me hizo sonreír.

También me hacen sonreír la comunicación, aunque sea electrónica e indirecta. Nuevas actividades, probar un tartar por primera vez. Sentirme a gusto al lado de mi familia.

En realidad no ha pasado nada destacable en estos días, y esa una buena noticia. Me encuentro bien, sin apenas ansiedad, ni tristeza, con calma y sin pensamientos feos. Y es PRECIOSO. Mucho.

miércoles, 11 de julio de 2018

Telón

Se alza el telón

Todos tenemos días malos o menos buenos. Actores protagonistas, extraterrestres, espectadores, Serafines. Pero los días malos son cada vez menos malos. Me recupero y utilizo los obstáculos como rampas de salto, al manillar de mi vieja KTM Rallye violeta. O al manillar de mi 29 monoplato.

El rumbo.

Ella me sirve de guía, me muestra el rumbo, como una flecha en la pantalla del GPS. Pero yo he de andar el camino, mi propio camino, un nuevo camino distinto. Creciendo. Mejorando. Haciendo cosas que nunca había intentado. Y, si, necesito de una guía y de una opinión externa y objetiva, pero yo mismo me doy cuenta de que cada día, casa semana, estoy un poco mejor.

No intentar, hacer. Pero para hacer hay que intentar. Hacer es muchas veces más sencillo que pensar.

Incluso en lugares que me renueven cosas, pero con detalles aguamarina, se calmarme, con Erik Satie y respiración diafragmática.

Alegría compartida y mutua. Comodidad en lugar de incomodidad. Alivio y felicidad en lugar de culpa y desasosiego.

Gracias por ser mi amiga.

Muchas gracias, buenas noches y buena suerte.

martes, 10 de julio de 2018

Una pequeña parte del mundo

Sé que no debo compararme con los demás y ver y medir mis progresos desde mi punto de vista. Quizás desde el punto de vista de una libélula.

A veces, a pinceladas, a bocanadas, siento que vuelvo a ser humano, que vuelvo a formar parte del mundo. Y que hay gente que me entiende, aunque eso me alegre y me apene a la vez porque significa que han pasado por algo parecido a lo que estoy viviendo. Que es enriquecedor pero a la vez, ahora solo a veces, cansado y doloroso.

Cosas por hacer aunque sean sencillas y energía para hacerlas.

lunes, 9 de julio de 2018

Where dirt meets water

Y todavía tengo miedo de la oscuridad, y del miedo, y de la ansiedad y de retroceder y de que vivir duela, aunque se que avanzo cada día un poquito y me quiero más y crezco. Pero el vértigo me sorprende a veces de nuevo. Aunque sean cada vez menos y cada vez más espaciados y cortos.


Recíproco

Disfrutar de las pequeñas cosas. Del cariño recíproco de mi familia. Estar a gusto a su lado. Cosa que no sentía a principios de año. Puede sonar fuerte o asocial pero era así. No estaba cómodo sólo ni mucho menos acompañado. Cómo menos mal estaba era solo. Y los fines de semana se me hacían largos.

Todavía pensando qué le diré al la psiquiatra en un par de días. Todavía midiendo palabras. Acción / Reacción.

sábado, 7 de julio de 2018

Cuaderno de bitácora

Como hace 3 años, se acerca el día del trueno.

Estoy mejor. La memoria super precisa y dolorosa ya no la tengo. Sigo teniendo buena memoria y un poco caprichosa, pero ahora es más memoria plana y cercana, no memoria dolorosa de hace diez o veinte años. La memoria dolorosa y vívida es muy agotadora.

Todavía me pregunto cómo me encuentro. Pero la respuesta es que cada semana un poquito mejor. Casi un mes sin días verdaderamente complicados. Además como pensaba ayer: cansancio suele implicar tristeza. Si estás cansado espera a descansar antes de llegar a ninguna conclusión. Descansar bien es precioso, desde luego.

Buscar más actividades. Deporte y socializar.

Vínculos que se deshilachan, vínculos nuevos que crecen.

miércoles, 4 de julio de 2018

Azul

La luz es distinta. De verano. Todo brilla. Paisajes sobreexpuestos. Azul muy suave del cielo. Por suerte el calor no es abrasador. Por mí que se quedara así todo el verano (aunque se que no es posible).

Pero la rutina no me cansa. Ni el trabajo. Es incluso agradable sentirse útil. De nuevo me acostumbro a madrugar. Se me hace raro no ir a rehabilitación después de tantas semanas. Pero lo mejor es que apenas tengo molestias en la espalda.

lunes, 2 de julio de 2018

Back on track

Me costó volver a dormirme a una hora temprana, acostumbrado a quedarme despierto tarde y a siestas eternas y preciosas. Pero me dormí y creo habré dormido como 6.5 horas. Que no está nada mal.

El primer día totalmente surrealista, pero lo mejor es que no me preocupé casi nada. No soy responsable del surrealismo. Si soy responsable de mi mismo. Si soy cada vez más dueño de mis emociones y me se calmar.

Estoy preocupado por Marco ya que creo se ha asustado por los fuegos artificiales. Hoy la última sesión de rehabilitación (aunque los fisios alivien y los médicos curen, estoy un poco cansado de ir al médico todas las semanas desde hace casi dos meses). Después podre ver a Marco y descansar y cenar juntos. El quizás comida húmeda y yo alguna cosa ligera y rica.

sábado, 30 de junio de 2018

Descanso

Y de nuevo en un lugar muy tranquilo y fresco.

En algún momento me preocupaba que las vacaciones se me hicieran largas. No ha sido así. Entre la rehabilitación, algo de ejercicio, paseos en bici y mucho descanso,  los días han pasado volando.

Por suerte me quedan muchos más días de vacaciones. Y me siento mejor. Y la espalda no molesta.

miércoles, 27 de junio de 2018

Bajito

Lo digo bajito. Temiendo despertar antiguos demonios internos y nuevos dolores físicos. Un poquito mejor cada semana. Casi sin dolores físicos y con una calma preciosa. Durmiendo bien. Disfrutando de cosas sencillas. A veces de no hacer nada. De pasear, de ir al gimnasio. De terminar una ñapa ideada en noviembre de 2016: duplicar el número de marchas de mi bici híbrida.

El placer de las pequeñas cosas. Todavía analizado a cada poco como me siento. Si me duele la espalda o no. Si me vuelve la tristeza o la ansiedad o el insomnio.

Ya no ando de puntillas sino que me enfrento a mis miedos. Buenas tardes y buena suerte.

martes, 26 de junio de 2018

Tiempo

Tener tiempo libre o demasiado tiempo libre puede ser incluso malo. Si te cuesta dormir, o si insistes en repetir pensamientos negativos.

Pero no es el caso. Hace calor, nada más. Estoy tranquilo y duermo bien. Y es estupendo. Ver series, leer, trastear con la bici.

El placer de la calma y de las pequeñas cosas.

lunes, 25 de junio de 2018

Dulce

Días dulces, aunque calurosos. Todavía con rehabilitación pero cada vez menos molestias en la espalda. Días intrascendentes pero bonitos. Descansar en lugares distintos. Ir, volver. Hacer un poco de ejercicio. Fundamental, la calma. Por una vez puedo aplicar las sabias palabras de Venus. Permanecer impasible ante cosas que ni tienen importancia ni dependen de mi. Y no entrar en bucle de ideas. Si no puedo completar una tarea igual es que no uso la herramienta correcta.

(Estoy en una UT 7000 llena de gente y sus ruidos y conversaciones y todavía me alteran un poco, pero menos que otras veces. Escribir y Eric Satie en los auriculares).

sábado, 23 de junio de 2018

Pausa

Primera pausa. Con la calma que habita en mi. Con ganas de hacer cosas (aunque sólo sea ir a un lugar muy bonito y muy tranquilo). Y con la espalda mejor. Cada día un poco mejor.

Ayer releía viejos post en la tripa del móvil. De un blog que ya no existe.

"En fin. Sigo aquí, moviéndome de puntillas por la vida, como un gato. Sintiéndome pequeño a cada poco y con esa tristeza, habitual compañera, que va y que viene"

5 años después me siento grande y camino por la vida con pasos firmes pero silenciosos. Y la tristeza me viene a ver cada vez menos. Y dormir es maravilloso. Y me siento bien pero a la vez sentirme así hace que me emocione y casi tiemble.

Ahora me enfrento a mis miedos. Le he mostrado a mi psiquiatra todos los fantasmas y miedos que guardaba bajo mi cama y poco poco me enfrento a ellos, con su ayuda. Y me supero. Y me miro al espejo y me veo guapo. Y me recupero más rápido los malos días, que son ya pocos ...

Buenas tardes y buena suerte.

jueves, 21 de junio de 2018

Ideas

Ya no repito ideas negras una y otra vez en mi mente. Todavía las siento lo suficientemente cerca para hacerme estremecer, pero con la distancia que da la serenidad.

En lugar de pensar en cosas feas, pensaré en cosas bonitas y además ciertas. Que cada día estoy un poco mejor. Que me conozco y quiero más. Que me supero. Y crezco en éste camino, aprendo. Seré más sociable. Soy más sociable.

No sé cuánto tiempo tardaré en estar bien. Mientras tanto vivir ya no duele, sólo molesta a veces en forma de tristeza y ganas de llorar intensas pero no irresistibles.

Que bonito es dormir bien y estar tranquilo y disfrutar de las pequeñas cosas.


miércoles, 20 de junio de 2018

Calma / Alivio

Si me descuido, se me escurre. La calma. Y vuelve la ansiedad y los días malos y la tristeza y pensamientos muy negativos que ahora no tengo ni quiero recordar. Entrenando la calma. Escribo por primera vez aquí, impasible. Siempre. En buena compañía: no negativa y no ruidosa, que es lo único que pido. Venus me diría eso: tu, impasible. Y eso hago. Pienso en las actividades realizadas desde Abril (talleres, manifestación, exposición y en breve pseudotalleres de cocina). En los avances y a veces pequeños retrocesos. En las citas con la psiquiatra. El balance es muy positivo y la muestra es que nada de lo ocurrido ésta semana me ha afectado.

A seguir adelante.

lunes, 18 de junio de 2018

Compañia interplanetaria

Por una vez, ni anticipé, ni me preocupé sin motivo, ni me puse nervioso ni nada parecido. Me leo y ni me reconozco. Nervioso e introvertido lo soy y supongo siempre lo seré. A veces con ganas de llorar sin motivo como hoy pero ni permanentes ni demasiado grandes.

El nuevo planeta resultó ser más cercano, amplio y, por el momento, silencioso. Y la compañía, nada quejica, muy maja. En definitiva, más agradable. Otro minipunto por no alterarme sin motivo.

Mi espalda mejora poco a poco, lo que es un verdadero alivio. Mejorar físicamente y anímicamente. Genial.

Avanzando.

domingo, 17 de junio de 2018

Avance

Las expectativas eran pequeñas: tomar algo con otros humanos que además eran mis compañeros en el taller de escritura y no sentirme fuera de lugar. Me vino algún ramalazo de tristeza, pero suave. Compartir camino de vuelta a casa con alguien que ya no es un espectro. Y que también escribe para comprenderse a ella misma.

El avance es sutil o algo más que sutil pero real. Y ahora a mantener la senda ascendente. Positive Climb.

sábado, 16 de junio de 2018

El miedo

El miedo al rechazo. Al abandono. A no encajar. A que se burlen de mi. A que me hagan daño. A que ya no les haga falta y se olviden de mi y sigan con sus vidas interesantes y perfectas llenas de gente, llenas de amigos.

Desde siempre el miedo.

Es un miedo que tengo que sacudirme, como el miedo a empeorar o a acabar haciendome daño. Cosa que no va a pasar.

Desde siempre el miedo.

Mis disculpas

No tengo derecho a pedirte nada. No me debes nada, más bien al contrario. Lo siento mucho. Pero a veces la tristeza (y la rabia) todavía me pueden.

Te pido perdón. Gracias por todo, profesora.

jueves, 14 de junio de 2018

Ondas

Unos días arriba y otros medio abajo. Como ayer. Quizás sólo cansancio (o sensacion incorrecta de no avanzar) sumado a LOS MOMENTOS SURREALISTAS QUE SÓLO ME PUEDEN PASAR A MI, y que me volviera a molestar la espalda después de 3-4 días sin apenas molestias. En fin, que parece que con todo voy hacia delante, despacio, pero hacia delante.

(Y los momentos surrealistas, como todo, se solucionan preguntando, y hablando. Gracias por tu paciencia y atención)